Fernando Pozuelo

Fonts ufanes al carrer Pensament de Palma

fpozuelo | 14 Abril, 2007 22:15

Me gusta decir cosas a través de la escritura. Vuelvo a escribir.

Hoy por la tarde, a eso de las siete, cuando volvía a casa me ha sorprendido una especie de "font ufana" en la acera del carrer Pensament. Yo vivo en esta calle, a medio camino entre el centro y Son Rapinya, por encima de la clínica Juaneda, junto a San Cayetano. De forma mágina no cesaba de brotar agua de entre los ladrillos que conforman el suelo de la acera. Miles de litros por minuto que han configurado un pequeño torrente en la calzada. Eran las siete de la tarde.

Ignacio, el Presidente de la Asociación de Vecinos, se ha interesado enseguida por el tema. "He llamado a los bomberos para que vengan a ver que pasa". Estaba lloviendo y no se sabía si el problema era de pluviales o de agua potable. Por la intensidad como salía enseguida supe que se trataba de la tubería que nos proporciona agua potable a la mayor parte del barrio. "He llamado a los bomberos y estoy esperando a que vengan" repetía Ignacio, preocupado porque salíera agua de esta forma de entre los ladrillos y porque se perdiera esta cantidad de agua.

Me ausento un par de horas. Pienso que cuando vuelva encontraré allí a los bomberos y a los chicos e EMAYA arreglando el tema. Vuelvo a las nueve de la noche. Siguen brotando las "fonts ufanes" del carrer Pensament. No hay nadie en los alrededores. Luego sé que se han cansado de esperar.

Llamamos a Ignacio para ver que pasa. Nos comenta que los bomberos les han dicho que eso era competencia de la policía local. Y que la policía local les ha dicho que había muchas inundaciones en Palma y que vendrían cuando pudieran. Pasan de las nueve y media de la noche y nadie se presenta. Decidimos llamar directamente a EMAYA para que se hagan cargo del tema. Las horas pasan y los de EMAYA tampoco aparecen. Volvemos a llamar. Dicen que ya han pasado la nota y que vendrán en cuanto puedan.

Son las doce de la noche, la hora veinticuatro del catorce de abril, día de la República. Saco a "Nemo" a pasear y para que haga sus necesidades. La fuente sigue manando agua a tope. Ya llevamos más de cinco horas tirando miles de litros de agua potable a la calle. Los chicos de EMAYA siguen sin aparecer. A los bomberos y policía local ni se les espera. Doy una vuelta por la barriada, "Nemo" hace sus necesidades. Vuelvo a casa. ¡Sorpresa! los chicos de EMAYA han aparecido. Ya estamos en día quince. Lo primero que han hecho, cosa muy fácil, ha sido cortar el agua. Ya no se pierden más litros. Ahora mirán de ver que ha pasado y como solucionan el tema. No ha sido dificil.

Cuando escribo siguen fuera, en la calle, intentando dar una solución al tema más de cinco horas después de haber dado noticia de la situación. No nos han hecho mucho caso y mientras tanto se han perdido miles y miles de litros de agua potable. No se muy bien lo que eso puede significar dentro del contexto global de nuestras necesidades de agua, pero me ha preocupado y me ha puesto triste. No entiendo que nos pidan a los ciudadanos tanta precaución y mesura y luego, los que tienen que velar por nosotros, permitan que durante más de cinco horas se pierdan miles y miles de litros de agua. Ha ocurrido hoy, hace unos minutos. Me gustaría que la próxima vez fueran más eficientes y no volviera a ocurrir, así, al menos, tendrían fuerza moral para pedirnos a los ciudadanos que utilicemos con mesura los recursos naturales preciosos y escasos, como es el agua.

«Anterior   1 2 3 4 5 6
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb